Conductor Habitual Póliza Seguro de Auto Significado

El conductor habitual como su nombre lo indica es aquella persona que habitualmente maneja o conduce el auto.

En base a ésta persona, además de la ubicación de resguardo del auto (entiéndase la dirección del contratante, representada por el código postal como mínimo), son factores que se usan para determinar el costo del seguro de automóvil por cada aseguradora, aunado a las estadísticas de siniestro que cada aseguradora registra para los distintos modelos de automóviles asegurados.

Estadística mente no es lo mismo que un joven que se considera a sí mismo “intrépido y audaz” maneje el automóvil de papá o mamá por más responsable y buen conductor que éste sea, si se compara con el número de accidentes registrados para una mujer conductora entrada en los cuarentas.

Aunque probablemente existan mujeres maduras kamikazes conduciendo por allí, sí para la aseguradora con quién contratas tu seguro de auto, revisa su estadística de siniestros registrados y determina que existen mas incidentes entre los jóvenes de determinadas edades en comparación con los casos de mujeres mayores a 40 años. Entonces quizá para un conductor habitual con edad de 25 años, el seguro de auto saldrá más caro que para su mamá por ejemplo.

Una vez sabiendo esto, quizá se te ocurra no declarar quién actualmente conduce el auto la mayor parte del tiempo, pensando que eso te ahorrará dinero y asumiendo que nadie se va a dar cuenta.

Sí éste pensamiento pasa por tu mente, eres demasiado ingenuo al creer que engañarás a la aseguradora pagando un seguro barato, indicando como conductor habitual a tu mamá o a tu abuelita.

Porque al momento del siniestro, cuándo el ajustador llegue, se encontrará que ni el contratante que paga la póliza es el conductor, y que tampoco la mamá o la abuelita lo conducían. Entonces estará claro que alguien (es decir aquella persona que contrató el seguro, quien se denomina contratante) mintió al momento de solicitar el seguro. Mentir o declarar con falsedad es considerado de mala fe en la contratación de un seguro, y puede ser razón suficiente para negar el servicio de la aseguradora o bien puede ocasionar que éste hecho derive en consecuencias negativas en lo que se refiere a el pago por parte de la aseguradora del daño monetario derivado del incidente.

En base a eso, si tu agente es lo suficiente mente experimentado (o ha leído nuestro artículo) la recomendación de cualquier persona honesta será enfatizar que siempre es bueno declarar quién verdaderamente conduce el auto, porque de ello dependerá no solo el costo de la póliza de automóvil, sino también que todo cuadre y proceda a tu favor al momento de un siniestro (accidente/robo) en el que incurra el automóvil asegurado.

Derivado de ésto, quizá pagues un poco más, pero tendrás certeza de que el seguro que contratas servirá para la persona que quieres proteger en el auto que has asegurado. Razón primordial por lo cual lo aseguras. ¿No es así?
Ahora bien, los seguros de autos pueden incluir una cobertura de Gastos Médicos para ocupantes la cuál es de vital importancia sí los conductores o acompañantes no tuvieran cobertura de gastos médicos de ningún otro seguro o de ninguna otra institución de salud de gobierno. (IMMSS/ISSTE).

Un Seguro de Auto puede ayudarte a subsanar también los gastos de atención médica, que deriven de salvar la vida del conductor habitual y de sus acompañantes en caso de un accidente grave de tránsito, así que si has de asegurar tu auto, hazlo como debe ser, con la verdad, porque de otro modo el único que lamentará haber mentido frente a la mala fortuna del conductor habitual serás tú, el contratante.

Dime ¿qué seguro quieres?
Dime ¿qué seguro quieres?